Para medir velocidad debes:

1. Verificar cuál es tu máxima velocidad de conexión contratada, es decir, qué plan tienes contratado.
2. Cerrar cualquier otra aplicación que pueda estar conectada a Internet.
3. Verificar que ningún otro equipo esté haciendo uso de Internet (consolas, tablets, notebooks, smartphones, etc).
4. Conectar directamente tu computador al cable de red, es decir, no hacer la prueba a través de WiFi.